A finales de Enero, tuvo lugar en Utah (Estados Unidos) el último festival de Sundance, meca del cine independiente tanto americano como internacional.

Fue en esta muestra donde se proyectó por primera vez ‘Colmillo blanco’, la nueva adaptación animada de la famosa novela de Jack London.

Este proyecto, dirigido por Alexandre Espigares (ganador de un Oscar en 2013 por su cortometraje de animación ‘Mr. Hublot’) y que se estrenará en Francia el 28 de marzo y en España el 20 de abril, verá aumentada su distribución mundial gracias al gigante Netflix.

La empresa, líder de las compañías de streaming, ofrecerá a sus clientes de Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, Japón, Corea del Sur, Inglaterra, Europa del este, India y Sudáfrica la película dentro de su catálogo a lo largo de este año.

Por primera vez, en ‘Colmillo blanco’ se contará la historia a través de los ojos del lobo, tal y como se narra en la novela, hecho que en todas las adaptaciones en acción real nunca se ha dado debido a su dificultad.

Tanto Netflix como los productores de la cinta han confirmado la noticia. En palabras de estos últimos:

Siempre quisimos llevar esta aventura emocionante y atemporal a la mayor audiencia posible y la expansión que Netflix alcanza nos da esa oportunidad. Su pasión por la película y el compromiso para que triunfe es mayor de lo que hubiesemos esperado nunca